Jesús les dijo: “Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos”  Jesús se indignó cuando se dio cuenta que los discípulos estaban impidiendo que los niños vinieran a Él.  Es de tanta importancia dedicar tiempo para la formación de los pequeños, que aconseja proverbios: "Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él".  

 

Al leer esta palabra surge en nosotros interrogantes tales como: ¿Cuándo dejamos que los niños vayan a Jesús? ¿Cuánto dedicamos para instruirles en el buen camino? 

 

Dejamos que los niños se acerquen a Jesús cuando: “respondemos a sus preguntas” y dedicamos tiempo para conversar con ellos sobre temas relacionados con Dios.  Al hacerlo debemos utilizar ilustraciones y palabras sencillas, que puedan traer claridad a su mente y no confusión.

 

Dejamos que los niños se acerquen a Jesús cuando: “los llevamos a la iglesia” venciendo los contratiempos, obstáculos y escusas, dándonos cuenta que ellos son dependientes de nosotros.

 

Propiciamos que los niños se acerquen a Jesús cuando: “somos coherentes” entre lo que decimos y lo que vivimos, entre lo que creemos y la manera en que actuamos.  Cuando tenemos al Señor presente en nuestra vidas todo el tiempo. Cuando les damos amor,  ayuda, cuando les tenemos paciencia y practicamos el perdón.

 

Somos responsables en el cuidado de los niños, cuando como iglesia o ministerio, abrazamos programas sistemáticos de educación cristiana, que les permita no solo estar a salvo mientras adoramos a Dios, sino también que sean educados, entrenados y formados en el carácter y valores cristianos. 

 

Esa es la visión principal del programa "El Pequeño David", proveer recursos a las iglesias y ministerios; para alcanzar la infancia para Cristo, rescatarles y encaminarlos en el camino del Señor; sembrando además en ellos, valores eternos que les harán crecer en el temor a Dios que es el principio de la sabiduría. ¡Es mucho mejor educar a los Niños hoy, que tratar de enderezarlos mañana, cuando ya sean adultos!.

© 2018 Ministry Little David. INC Derechos Reservados.

 

Oficina: 240-215-4344

 

Walkersville, Maryland, Estados Unidos